Cultura

Hepcats Fever 2018

Brasil.

¿Qué se te viene a la cabeza?

A mi: fiesta, caipirinha, buena onda, mucho baile, gente cebada. Bueno, así fue, todo eso hecho festival de Swing. Sumale la samba, el pão de queijo y los brigadeiros 🤘*

Después de tantos años bailando, ya era mi hora de viajar a Brasil para compartir un evento de Swing con las personas de allá. Gracias al Swing City Challenge, con Agustín Giralt Font nos ganamos pasaje y pase al Hepcats’ Fever que tuvo lugar el 16, 17 y 18 de noviembre (¿les suena la historia? ¿qué están esperando para anotarse a competir? 😜).

Con Agus después de que nos anunciaran ganadores del Swing City Challenge. Foto: Ana Luz Crespi

El Hepcats es un festival súper bien organizado con una finalidad muy clara: difundir la fiebre del Swing. No sólo se demuestra con la pasión de sus fiestas sino con la cantidad de profesores internacionales convocados, las charlas cada día de festival, los intercambios 
entre las personas y el tan aclamado after party 😉

Jam de profesores. Foto: André Kanamura

Las clases

Los profesores internacionales fueron: Katja Zavrŝnik (Eslovenia), Adam Brozowski (EEUU), Mikey Pedroza (EEUU), Nikki Marvin (EEUU) y Felix Berghäll (Suecia). Durante los dos días de talleres cada uno trabajó temas distintos (las descripciones son del nivel avanzado):

Katja & Adam basaron sus clases en el legado de Dawn Hampton (a quién Adam llamó una “bailarina no binaria”). Haciendo foco en la comunicación entre ambos roles y la atención puesta a la música.

Nikki & Mikey trabajaron con técnica de conexión y con una secuencia de pasos muy energética que me despertó el domingo a la mañana cuando sólo pensaba en dormir.

El equipo organizador ❤

Con Felix aprendimos dos coreografías: una basada en Spirit Moves y otra en las películas clásicas de MGM (no niego ni afirmo haber hecho lista de pelis de MGM que quiero volver a ver después de esta clase).

Lo que me sorprendió fue que había un buzón y tarjetas de tres colores (verde, amarillo y rojo) y se invitaba a que las personas voten, eligiendo con un color (y/o con comentarios) según qué le había parecido la clase. Las instancias de feedback me parecen súper valiosas en estos eventos y creo que es otro punto que muestra el grado de organización del festival. Lo que me pregunto es si no se vuelve una forma de juzgar muy rápido una clase (algo de eso comento acá); por otro lado me da intriga saber cómo esta información era compartida con los profesores.

Foto: André Kanamura

Las charlas

Cada día del festival tuvo un momento especial para sentarse a escuchar a los profesores. Adam Brozowski moderado por Marina Alves nos recibió la primera noche en una charla sobre inclusión en la comunidad de Swing, con foco en la comunidad LGBTIQ. El segundo día Nikki y Katja, moderadas por Lene Fernandes, hablaron sobre identidad e individualidades en el baile. Por último, despidiendo las clases, Mikey y Felix, también moderados por Lene, conversaron sobre inspiración y motivación al momento de bailar. La finalidad de estas charlas era que compartan su mirada sobre cuestiones puntuales y que contesten algunas preguntas más del orden personal. En todos los casos nos dejaron aspectos para seguir pensando y mucha inspiración 😍.

Atentis que se viene una serie de publicaciones con las entrevistas cortas que les hice a los profes. En ellas profundicé algo de lo que hablaron en la charlas y también les hice preguntas SÚPER importantes como: ¿cómo hacés para tener el pelo siempre tan perfecto? ¿Sos fan de Harry Potter? ¿Qué se siente ser el rey de las stories? Stay tunned.

Fiebre. Foto: André Kanamura

Las fiestas

Las noches fueron pura diversión. Entre los destacados para mí están los DJ’s y las jams. Los Dj’s básicamente porque me gustó la música que pasaron 😜. Y las Jams porque creo que, como se propone este evento, realmente expresaban el espíritu del Swing. Sentí que todas las personas se animaban a entrar, no sólo los bailarines más avanzados; fueron muy diversas, divertidas, alentadoras.

Un apartado especial se merece el “after party”. El domingo es el último día de festival y ya se sabe que hay after party. me sorprendió (o no tanto) lo “institucionalizado” que está: después de uno o dos temas de Swing, la banda empezó a tocar Samba y se armó cachengue hasta el final. Y ahí lo confirmás: los brasileros saben divertirse. Más no voy a contar. Lo que pasa en el after party, queda en el after party. Y… bueno… en sus fotos.

Samba time. Foto: André Kanamura

Otras cosas que no puedo afirmar ni negar que hayan sucedido durante el viaje:

– Hacer un mini dip con la caipirinha en la mano. También puede llamarse: “mini zip”
-Estrenar mi plancha de vapor portátil y planchar todo lo que encontraba en mi camino antes de salir “¿Qué es esto? ¿se puede planchar?”
-Ir a una fiesta en zapatillas (ese nivel de relajo de vacaciones…)
-Tratar de bailar todo el tiempo una de las coreos que aprendimos con Felix escuchando canciones random. (Guilherme, você está aí?)
-Volver al trabajo sin dormir porque la noche anterior a tomarme el avión fui a un Ball LGBTQ afrodiaspórico.
-Cantar Pabllo Vittar cada vez que una persona de Brasil decía CUALQUIER palabra en portugués.
-Bailar más Authentic Jazz que Lindy Hop 😏

Big Apple. Foto: André Kanamura

Cada viaje que hice este año me sirvió para ver con otros ojos lo que hago todos los días cuando voy a bailar; para entender y disfrutar la comunidad de la que formo parte y, muy especialmente, para valorar la escena de mi Ciudad. Buenos Aires sigue siendo la escena más grande de latinoamérica, con opciones para bailar casi toda la semana, con una gran cantidad y variedad de personas y con una calidad de profes muy alta. Después de viajar me dije: no tengo que dejar de aprovechar esto.

Las de mi celular:

Gracias a todos los brasileros por ser tan buena onda y a los paulistas por dejarme los mejores recuerdos de esta Ciudad. Especialmente a Lucas Leite por recibirnos en su casa y hospedar a dos argentinas y media con tanta paciencia ❤ (Emma es mitad argenta mitad inglesa 😜), era la primera vez que optaba por el housing y me di cuenta que es una gran forma de conocer la escena local, te da la oportunidad de conversar y compartir de otra forma con algunos de sus bailarines.

Les mando mil abrazos, muerta de saudade,

O.

*En este texto se utiliza el género masculino para indicar plural apelando, en primer lugar, a la economía del lenguaje y, en segundo lugar, para facilitar el uso de la opción de traducción automática. Sin embargo, entiendo que al hacerlo se invisibiliza la presencia de los géneros femenino y binario, los cuales también está contemplados en el relato realizado.

5 comentarios sobre “Hepcats Fever 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s