Entrevistas · TheLindyLook

Chopper Cuts “Acá vamos por lo verdadero”

Como ya conté antes, cuando fui por primera vez a bailar Lindy Hop me sentí viajando en el tiempo a los años dorados del Swing. Cuando entrás a la Barbería Tradicional “Chopper Cuts” te pasa lo mismo, hacés una vuelta al pasado en donde lo vintage es lo común. Ahí, cual dispensers automáticos de onda están las dos sillas giratorias y los barberos con sus navajas dispuestos a atacar. Si bien los cortes que hacen son masculinos, me senté igual para ver si recargaba los niveles de coolness y para hablar con Fernando Amarilla, a.k.a Chopper. Si esta nota tuviera que ser descrita con una sola etiqueta sería #LIFESTYLE.

Chopper 05
El frente de la barbería tiene la imagen de Donnie Hawley, barbero de Cailfornia, el pionero y responsable de la vuelta de la vieja escuela a las barberías”.

¿Cuándo te diste cuenta que el estilo de barbería tradicional era el que más te interesaba?
Hace más o menos unos 23 años que soy peluquero y barbero, empecé en una peluquería común e hice de todo un poco. Yo siempre tuve un estilo muy marcado por lo vintage porque vengo del palo del Rockabilly, del Punk Rock y todo eso, a los 18 años ya andaba en ese mundo, de los autos viejos, las chicas pin up, los jopos, las camperas de cuero, las motos… y siempre fue mi primer amor pero no se lo podía hacer a mucha gente. Imaginate que pocas personas cultivaban ese estilo, pero cuando venía gente que era del palo, chicos que eran amigos míos de otras bandas o que iban a ver recitales y nos conocíamos, ahí yo me podía explayar en los jopos, las patillas, pelos muy muy cortos. Esos fueron un poco mis principios. Después, con el tema de la barbería: conocí a un barbero de Los Ángeles allá por el 2007 que iba rescatando un poco lo que era la vieja barbería tradicional, afeitando con navaja y sólo para caballeros y eso me cambió la cabeza para siempre. Yo trataba de ir por ese estilo, con toda la información que yo ya tenía encima, pero le quise sumar todo lo que era afeitado a navaja. Lo que pasa que hace cuatro o cinco años atrás eso acá en Argentina no lo podía hacer, yo se lo hacía a mis amigos pero era muy difícil.

Hace un par de años hubo un auge de la moda hipster que repuntó este estilo que mencionás…
Yo trataba de hacerlo, no estaba muy conforme en el lugar que lo estaba haciendo, era una peluquería chiquita en la que no podía mostrarme mucho y las redes sociales recién estaban empezando. Entonces un día un amigo me recomendó Salón Berlín que es una barbería que está por acá cerca, ahí les había gustado el corte de pelo que le había hecho a esta persona y el dueño me quería conocer. Entonces fui, me presenté y me tomaron. Justo ahí empieza el auge de las barberías y esa es una de las que empezó, entonces ahí yo pude mostrar todo lo que hacía, ese fue el comienzo.

¿Cómo fue la apertura de Chopper Cuts?
Eso se dio de forma natural. Yo tenía una cantidad de muebles, de cosas que había juntado durante los años que trabajaba y los viajes que pude hacer por Europa. Ahí vi otras barberías, vi cómo se manejaban, el estilo que hacían, vi muy de cerca los estilos de corte de pelo… Yo ya había cumplido un ciclo donde estaba, tenía ganas de tener lo mío pero a la vez tenía vértigo, por los tiempos en los que estamos. Un día pasé por acá, vi este local y me pareció ideal porque me di cuenta que entraban todas las cosas que yo tenía. Yo tengo muebles de barbería de 1800, por ejemplo, sillones. Y mis amigos me impulsaron a que me animara. Así fue que abrí esto y por suerte me está yendo bien.

¿Cómo conociste la escena del Swing?
Conozco a Juan Villafañe hace muchos años, nos hemos cruzado en miles de eventos. Lo perdí de vista y lo volví a encontrar allá por el 2013 más o menos, nos volvimos a poner en contacto y él me empezó a invitar a las fiestas de Swing que hacían en Niceto. Y bueno, ahí empezó todo.

Chopper 06
Chopper Cuts en la Swingin’ Party en Niceto – Foto: ALC Fotografía

Al estar en contacto con bailarines, ¿creés que para ellos es importante el estilo en la pista de baile?
Sí, es muy importante la estética del cabello y de la ropa. Para mí es más “creíble” cuando ves bailar a alguien que conoce el estilo y que tiene experiencia en eso, las mujeres y los hombres que acompañan con su ropa y con su pelo. Yo lo veo y me lo creo. Pienso que el tipo está sintiendo lo que hace, más que algo casual que lo hace sólo para divertirse, que me parece genial. Pero yo voy más por el lado del lifestyle… me convence más.

Cuando vienen a cortarse el pelo, ¿te piden por una década o estilo en particular?
Cuando vienen los chicos que bailan Swing… ¡ya sé lo que les tengo que hacer! Jajaja. Por lo general siempre son cabellos que van con un degradé muy profundo, cortito para el hombre y con cera. En aquel entonces todavía no existía esa pomada para pelo que tenemos hoy, que es mucho más cómoda porque se te va con el lavado… antes pasaban días con la grasa en el pelo. Y después también vienen chicos de la escena del Rockabilly, ¡que también sé lo que les tengo que hacer! En ese sentido se entregan totalmente al ver mi trabajo y el trabajo que hacemos acá, ellos vienen y se quedan tranquilos, no es lo mismo ir a un peluquería en la que no conocen el estilo y van a intentar hacer algo similar. Acá no, acá vamos por lo verdadero.

¿Cómo es el corte para un lindyhopper?
Ahí va más que nada el corte de cabello con raya al costado o para atrás, a lo Gene Kelly o Fred Astaire. Son cabellos muy cortos pero con la parte de arriba muy larga que inclusive queda bueno cuando el bailarín empieza meterle toda la garra, se despeina y cae ese pelo en la cara que queda muy bueno… Bah, a mí me gusta mucho.

Te hago una pregunta que también es válida para el Lindy Hop… Teniendo en cuenta que la barbería es algo tradicional y vintage, ¿cómo hacés vos para renovarte y seguir creciendo?
Es divertido poder incursionar en otras cosas sin irse de la raya. Agregarle colores, ribetes y técnicas nuevas para llegar a lo mismo y quizás hasta darle media rosca de vuelta, para decirlo de algún modo. Pero a mí me gusta justamente esto de la barbería tradicional clásica para caballeros y me divierte mucho hacerlo. No lo hago todo el tiempo porque no hay gente que lo use todo el tiempo, acá hacemos cortes clásicos que no tienen que ver con lo que el bailarín pide. Siempre trato de ir a lo básico, a lo tradicional, a eso que siempre va a estar bien, en el 1900 y en el 2020. ¿Cómo hago yo? Le doy vueltas, trato de no aburrirme con lo que hago y por suerte sale bien.

Chopper 01
Barbería Tradicional “Chopper Cuts”: Uriarte 1306

¿Cuál es el corte que más te gusta hacer?
El slip back. Consiste en un peinado muy largo arriba, todo para atrás y en un degradé que empieza de cero hacia arriba, en los laterales y atrás. Ese corte aunque esté un poco trillado de ver no siempre está bien hecho… a veces lo veo con un degradé no demasiado trabajado, no demasiado pulido y cuando se ve uno bien hecho llama mucho la atención, no se ven muchos por ahí.

¿Ese se hace con navaja?
Se hace con navaja. La mayoría los termino con navaja, tratando siempre de hacer que el cliente se lleve, además de un corte de pelo, una experiencia que tiene que ver con los olores, los perfumes, la navaja, el jabón, la música, la cerveza, todo.

El lifestyle…
Exacto. Lo que nosotros vivimos acá es eso. Lo compartimos con la gente que viene, que por suerte vuelve y nos recomienda. Para mí eso ya es el éxito.

¡Perfecto! ¿Bailaste alguna vez?
¿Sabés que no?

¡Vení un día y bailamos!

Chopper 08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s